Daily Archives: 13 noviembre, 2018

Internacional

¿Precio o calidad al comprar online?

Published by:

Esta es una de las disyuntivas más habituales a la que se enfrenta todo usuario online que está dispuesto a hacer una compra en un ecommerce. En un mundo ideal puede ser posible que ambos conceptos converjan para crear artículos que sean de una gran calidad y con un precio relativamente baja. Y en verdad en ocasiones así sucede, pero la mayoría de las veces no es así.

Cómo poder responder a la pregunta

Esta pregunta está dirigida principalmente al público mayoritario, ese que se encuentra en un término medio de una escala de riqueza. Pero lo cierto es que esta cuestión depende mucho del presupuesto del que se disponga. A partir de este, se podrá establecer un límite al que llegar.

Otro de los factores en el que hay que pensar, y mucho, es el mercado en el que nos encontrarnos. Sobre todo en el producto que se va a adquirir. No es lo mismo tener pensado comprar unos rollos de papel higiénico, que un remolque para las motos. Está claro que estos dos artículos no pertenecen a la misma jerarquía por lo que no se pueden equiparar ni comparar.

Para ello es necesario disponer de dos artículos cubran las mismas necesidades y dispongan de unas características similares. Llegados a este punto conviene destacar las prestaciones de la marca fabricante, las funcionalidades y el valor añadido extra que es el que hace que el precio de un producto aumente respecto a otros que se pueden posicionar por precio para otro tipo de público.

¿Es igual comprar en internet que en una tienda física?

La verdad es que no. No tanto para productos sencillos o que no requieren de complicaciones técnicas, pero sí para artículos de un tamaño mayor o cuyo precio es elevado. En estos casos la mayoría de las personas suelen hacer dos cosas. O acudir directamente a la tienda física y comprobar que realmente cumple las especificaciones que se mostraban en la web. O bien al revés, acuden a alguna tienda a comprobar la marca y la compran online por un precio quizás algo inferior. Estos son algunos de los sistemas habituales en los procesos de compra actuales.

Entonces, ¿precio o calidad? Por todo esto, es muy difícil discernir o decidirse por una respuesta. Lo que siempre queda claro es que cuando la decisión se inclina por la calidad, el usuario destina tiempo en confirmar que realmente ese producto cumple sus expectativas y va a satisfacer sus necesidades.